la carta

corSempre m’ha agradat escriure, deien que se’m donava força bé. M’agradaria compartir amb vosaltres alguns dels que tinc guardats. Son curts i fàcils de llegir.

Començo per un que és adient a les dates que s’apropen. No soc fan de la festa de “Sant Valentí” però per qui la celebri el faig partícip d’aquesta carta.
Dedicat a tots els enamorats. Espero us agradi…

A mi verdadero amor…

Nos conocimos hace más de un año gracias a Esther y a su afán de realizar celebraciones por todo lo alto. Desde el principio conectamos bien y a partir de entonces no nos hemos casi separado. Recuerdo esas interminables madrugadas de fin de semana delante de un café, para aguantar despiertos, charlando animadamente, riéndonos de las situaciones que habíamos vivido esa noche de fiesta, discutiendo casi filosóficamente de lo que nos depararía el futuro, de lo que nos esperaba… ¡Dios! Qué rápido pasaban esos momentos.

Hemos compartido secretos y algún que otro sueño; hemos pasado momentos buenos y algunos que otros un tanto amargos; situaciones críticas que nos han ayudado a madurar de un modo u otro y en mi caso que me han hecho abrir los ojos y darme cuenta de que hay algo en mi que empieza a reaccionar de manera extraña ante ti…

Nunca he tenido el valor suficiente para enfrentarme a mis miedos yo sólo, siempre has estado a mi lado en todo momento, ayudándome y apoyándome, dándome ánimos para seguir adelante. Pero en esta ocasión debo ser yo el que supere sus temores y se lance al vacío.

Puede ser que lo que ahora te diga te sorprenda… o no. He intentado un millón de veces decirte lo que siento pero por un motivo u otro siempre me callaba, temía tu reacción… Soy un cobarde, lo sé, pero prefiero explicarte lo que me pasa por carta… siempre me has dicho que escribo bien, que te encanta, así que no he hallado mejor modo.

Y lo escribo aquí, porque es así como lo siento…

¿Cómo decirte que te quiero sin que mi corazón explote?
¿Cómo esconder esa emoción que siento cada vez que nos vemos?
¿Cómo explicarte que me falta el aliento cada vez que no te tengo cerca?

Aún nos queda un largo camino por recorrer y espero poder hacerlo a tu lado, no como hasta ahora, sino de manera diferente quizás…
Todo está en tus manos… como siempre ha sido y siempre será…